Bitoque de Albia

Desde hace unos meses, tenemos en la calle Colón de Larreategi esquina Alameda Mazarredo (junto a los Jardines de Albia) una nueva sucursal del Bitoque, cuya primera versión cogió bastante fama en Particular de Estraunza.

Está vestido con ese nuevo estilo que gusta tanto en la hostelería bilbaína y que permite cobrarte más por las consumiciones: paredes grises, mobiliario blanco y una barra decorada con una notable cantidad de preciosos pintxos.

Dispone de varios espacios, y nosotros estuvimos en el de elegir uno de los pintxos que se anuncian en el enorme cartel que nos encontramos de frente justo cuando entramos: las famosas patatas bravas, sushi de salmón marinado, bikini de rabo con sopa de pimientos asados y aire de cebolla, panceta asada con crema de manzanas asadas, … Más palabras en la nomenclatura para justificar que ya no vamos a pedir las claśicas gildas de nuestros abuelos.

Del Bitoque de Albia nosotros pedimos el Foie fresco a la planca con jugo meloso. Una textura perfecta, quizá demasiado templado, y unos esparragos trigueros partidos por la mitad que sí que estaban en su punto. La salsa melosa consigue una excelente unión foie-esparragos.

¿El precio de la ración? 3 euros y medio cada una. Quizá demasiado cara (casi podemos comer dos buenos pintxos en la cercana Ledesma por ese precio), pero que merece la pena pagar, sobre todo si queremos sorprender a algún amigo o pareja, o agasajar a esa visita que ya está de vuelta de los clásicos pintxos de Bilbao de toda la vida.

Sobre admin