Amasté. Una oficina de ideas locas

Conocí a Ricardo Antón en el Instituto. Mientras los demás nos copiábamos los casettes y utilizábamos la plantilla rayada de TDK para escribir los títulos de las canciones, Ricardo prefería romper un folio y dibujar (sí, dibujar) las canciones con su peculiar estilo que, por lo que veo en la siguiente foto (sacada de una exposición suya de 2007), aún sigue conservando.

Siempre tuvo esa mente imaginativa que hace que, mientras los demás nos esforzábamos pero haciendo siempre lo mismo, él aportaba ideas y puntos de vista que siempre nos dejaban descolocados. Se encargó de publicar un par de ejemplares de la revista “Eh Txo!” del Instituto con sus característicos dibujos, se fue a Leioa a estudiar Bellas Artes, y en el año 2001 fundó (junto a unos amigos) Amasté, una peculiar iniciativa de esas que te ayudan a hacer campañas de comunicación con ideas alocadas y provocadoras.

No sabía de la existencia de Amasté hasta que unos años colaboraron en el famoso ‘Emancipator Bubble’ (“la solución a tus problemas de emancipación”), una divertida idea de los arquitectos Alex Mitxelena y Hugo Olaizola que logró colarse en diversos medios masivos en esas fechas en las que aún no conocíamos los Memes en Internet y aún no existía YouTube para difundir estas historias. El Emancipator consiguió notable repercusión en una generación de jóvenes que querían pirarse de case de sus padres, y que aún no tenían el culo pelado de ver campañas tipo “Amo a Laura”.

Con este vídeo, Ricardo y muchos amigos suyos (también del barrio) consiguieron su pequeño momento de fama:

En Amasté colaboraron en la creación de estos primeros ‘videomemes’, pero también han colaborado en la producción y difusión de campañas relacionadas con la sociedad actual y la cultura contemporánea, y en promover lo que ellos llaman el “I+D+i socio-cultural”. Entre otras creaciones, han estado en proyectos como ‘Bilbao Storming‘ (un brain-storming ciudadano realizado en Bilbao para promover “El día de la persona emprendedora”) o ‘Ataskoa‘ (una kedada para realizar un atasco en el monte;

Entienden la creatividad, no tanto como un modo de expresión individual, sino como un espacio colectivo de comunicación. Editan la revista ESETÉ, colaboran en numerosos proyectos interdisciplinares y están presentes regularmente en eventos como ARCO, SONAR, LAUS, etc. Actualmente preparan números de ESETÉ dedicados al sexo, el metro o las prohibiciones, unas mesas de debate sobre nuevas publicaciones para ARCO o su presencia en la Bienal de Lleida.

Ahora, y a través de esta parodia del inicio de la genial serie “Caída y auge de Reginald Perry”, nos aconsejan en estos tiempos de crisis “irnos al mar para volver y hacer otra cosa”. “Hacer siempre lo mismo es una puta mierda”, recuerdan.

Sobre admin